Arte y Cultura

Autos

Beleza y Algo Más

Clasificados

Columnas

Deportes

Directorio Legal

Educación

Horóscopo

Medicina

Serv. Especializados

La reforma laboral y el pequeño comerciante: ¿Qué implica?

Por: Lcda. Denise Maldonado Rosa y Lcdo. Edgardo Betancourt Borges

La recién aprobada reforma laboral ha sido objeto de duras críticas, tanto así, que han empañado los beneficios económicos que puede significar la misma para el desarrollo empresarial en Puerto Rico, incluyendo a los pequeños comerciantes. Al resistirnos a nuevas situaciones que pongan en peligro la “estabilidad” conocida, perdemos de perspectiva que tal transformación es idónea para contribuir al crecimiento empresarial. La denominada “Ley de Transformación y Flexibilidad Laboral” hace una revisión a las legislaciones y reglamentaciones laborales vigente, identificando aquellos factores que dificultan la competencia y el desarrollo de pequeños y medianos negocios. De esta manera, dicha reforma sugiere los siguientes cambios:

1) Extiende el periodo probatorio del nuevo empleado.
Actualmente, el periodo probatorio es de tres meses. Dicho periodo es relativamente corto, por lo cual a veces, no brinda al patrono la oportunidad de evaluar con detenimiento la ejecución de un empleado a beneficio de su negocio. Con la nueva reforma, el periodo probatorio automático se extiende a nueve meses. No obstante, provee la oportunidad al patrono y empleado de acordar un periodo probatorio, si el mismo es menos al periodo automático dispuesto en la reforma.

2) Flexibilidad de Horarios (Flexi-time).
Propone un horario alterno de trabajo flexible que no tiene que estar comprendido dentro del acostumbrado de lunes a viernes de 8am-5pm, 9am-6pm o 10am-7pm. El horario sería un acuerdo entre el patrono y el empleado. Bajo este horario alterno, el empleado trabajaría 40 horas en días de trabajo que no excedan 10 horas, es decir, si le conviene al empleado, trabajaría cuatro días a la semana. Esto en nada implica que el empleado y patrono puedan acordar horarios igual a los existentes.

3) Horas extras a tiempo y medio.
La reforma laboral reduce el pago de horas extras a tiempo y medio del salario regular. Actualmente, se paga a tiempo doble, por lo que muchas veces los patronos optan por no expandir sus horarios de servicios o producción. Lo que representa una carga económica, el mantener un empleado trabajando más allá de su jornada laboral regular.

4) Horario para tomar alimentos.
Los empleados deben de tomar su hora de almuerzo no antes de concluida su segunda hora ni después de comenzada la sexta hora de trabajo consecutivo. Si el empleado almuerza pasado ese tiempo, se le debe pagar a tiempo doble. Esto se reduce a tiempo y medio. Además en aquellos casos en que el periodo de horas de trabajo no exceda las seis horas, el patrono puede obviar el periodo de descanso para tomar alimentos.

5) Vacaciones y Enfermedad.
Los trabajadores acumulan vacaciones a razón de (1 1/4) días por mes; y licencia por enfermedad a razón de un (1) día por mes. Como requisito para la acumulación de dichas licencias, el empleado debe trabajar no menos de 115 horas mensuales. En este aspecto la reforma incentiva que el patrono brinde más horas de trabajo, aumentando de 115 a 130 horas mensuales las horas mínimas a ser trabajadas para acumular las referidas licencias. Esto implicará un aumento en las horas trabajadas por el empleado sin que a su vez conlleve un costo operacional sustancial. La acumulación de licencia por vacaciones dependerá de los años por servicios brindados por el empleado, comenzando en medio (½) día durante el primer año de servicios hasta uno y un cuarto (1 ¼) de día después de cumplir los quince años de servicios. Por su parte, la acumulación de licencia por enfermedad continuará siendo a razón de un (1) día por mes.

6) Cálculo del bono de navidad es reducido.
Un empleado de un pequeño comerciante (15 empleados o menos) tiene que haber trabajado 700 horas durante el periodo que comprende del 1 de octubre de cualquier año hasta el 30 de septiembre del año siguiente un bono equivalente al 3% del salario devengado. La reforma laboral provee para que el pequeño comerciante pague bono cuando un empleado haya acumulado 1,350 horas durante el año equivalente a 2% del total del salario hasta un máximo $300.00.

7) Un año para reclamar compensación por alegado despido injustificado.
Actualmente, este periodo es de tres años para el cual un empleado que tenga una reclamación obrero patronal. Dicho término extenso sitúa al patrono en indefensión, ocasionándole tener que proveer información o prueba que quizás ya no mantiene en su poder. La reforma laboral establece que dicho término será de 1 año y se contará desde que el empleado cesó su empleo con el patrono.

8) Deroga la Ley de Cierre-afecta la categoría de empleados que trabajen esos días.

Facilita la operación de los comercios al eliminar restricciones de horario y días en los que se limitaba la actividad económica, sin menoscabar el derecho del empleado a participar o asistir a cualquier servicio religiosos de su preferencia. La reforma laboral en tiempo de crisis económica es en beneficio de nuestros pequeños comerciantes de manera que se puedan aumentar las oportunidades de empleo. Es importante recalcar que dichos cambios aplican solo para empleados de nueva contratación. Aquellos empleados que laboran en el comercio seguirán disfrutando de los mismos beneficios. Existen otros aspectos de la nueva ley laboral, tales como las nuevas fórmulas para computar la indemnización al amparo de la Ley Núm. 80, entre otras disposiciones, que obran en beneficio de los pequeños y medianos comerciantes. Para orientación comuníquese a PR Legal & Business Advisors, LLC (939) 204-9171.

   

 

Quienes somos

Edición Impresa

Area de Cobertura

Arte y Cultura

Autos

Belleza y algo más

Clasificados

Columnas

Deportes

Directorio Legal

Educación

Horóscopo

Medicina

Servicios Especializados

Contactenos