Arte y Cultura

Autos

Beleza y Algo Más

Clasificados

Columnas

Deportes

Directorio Legal

Educación

Horóscopo

Medicina

Serv. Especializados

Ayuda Legal para los Deudores Hipotecarios

Por: Lcda. Lisandra Rodríguez Moreno

Debido a la crisis económica que estamos viviendo en nuestra isla, hay múltiples sectores que se afectan por la misma. Uno de las áreas más afectadas es el mercado hipotecario. Actualmente tenemos una gran cantidad de personas que están en riesgo de perder sus hogares por encontrarse en una difícil situación económica. Para atender esta situación, y brindarle una protección adicional a las personas que se encuentran en circunstancias como esta, se aprobó en agosto de 2016 la “Ley de Ayuda al Deudor Hipotecario”.

Esta iniciativa legislativa surge debido a las actuaciones de los acreedores hipotecarios hacia los deudores que se encontraban en la situación de atrasos en los pagos de sus casas. Se supone que los bancos actúen de buena fe en el proceso de búsqueda de alternativas para resolver para ambas partes la situación de atrasos en los prestamos hipotecarios. La realidad que escuchamos a diario es otra. Por reglamentación federal existe el programa de “loss mitigation” o mitigación de pérdidas. Este programa dispone que el acreedor hipotecario tiene que brindarle alternativas al deudor para trabajar con el problema de sus atrasos en el préstamo.

Como regla general, los problemas de mitigación de pérdidas deben incluir varias opciones: (1) plan de pago para cubrir los atrasos del préstamo; (2) modificar el préstamo original ya sea, extendiendo la fecha de vencimiento, reducir la tasa de interés o reducir el pago mensual; (3) opción de “short sale”, que es vender la propiedad por un balance menor de la deuda para cancelar la deuda hipotecaria; (4) brindar la opción de una moratoria, dando la alternativa de hacer pagos por una cantidad menor o suspender los pagos por un periodo de tiempo; (5) o la entrega voluntaria de la propiedad.

La reglamentación federal es clara en cuanto a que el acreedor hipotecario tiene que ayudar al deudor en el proceso de mitigación de pérdida. Lo que realmente estaba ocurriendo era lo contrario. Los deudores se quejaban de que los bancos no ofrecían la asistencia requerida para completar el proceso de mitigación de pérdida. Esta negativa de los bancos en ofrecer la ayuda requerida por los deudores, tenía el desenlace negativo del comienzo de un trámite judicial de ejecución de hipoteca.

En muchas ocasiones, aunque los deudores estuvieran tramitando los documentos con el banco para ver qué alternativa era viable de las disponible en los programas de mitigación de pérdidas, el banco hipotecario presentaba la demanda de ejecución de hipoteca. Esta situación dejaba a los deudores en un estado de confusión ya que entendían que estaban trabajando junto al banco alternativas para salvar su propiedad. Ante las múltiples personas atravesando por esta situación es que se aprueba la ley 169 de Ayuda al Deudor Hipotecario.

El propósito de la ley es evitar que el banco hipotecario comience un proceso judicial de ejecución de hipoteca, sin haberse terminado la evaluación de mitigación de pérdidas. Esta protección es únicamente para deudas hipotecarias sobre la residencia principal del deudor. El banco tiene que actuar de buena fe con el deudor para tramitar el proceso de “loss mitigation”.

Si ya existe un procedimiento judicial de ejecución de hipoteca comenzado, se paralizará el trámite judicial si el deudor demandado solicita someter los documentos para iniciar el proceso de mitigación de pérdida. Además esta nueva ley dispone que el acreedor hipotecario no puede negarse a recibir pagos parciales de la hipoteca. Antes el banco se negaba a recibir pagos de parte de los deudores si el préstamo entraba en un proceso de ejecución de hipoteca, aumentando la deuda aceleradamente.

Esta ley amplía las garantías que ofrece el Reglamento Federal, conocido como Reglamento X, para brindarle acceso a la justicia a las personas que están atravesando por situaciones económicas difíciles. Ciertamente al ser estas leyes unas altamente técnicas, es recomendable que busque asesoría legal para orientarse. Estos reglamentos son una gran ayuda para los deudores hipotecarios. Comparta esta información si conoce alguna persona que este atravesando por una situación económicamente difícil y se encuentra ante un reto económico para cumplir con su obligación hipotecaria.

La información brindada en este artículo, es una orientación general y no debe ser considerada como una consulta legal específica. Para una consulta personalizada, se pueden comunicar a la oficinas del Estudio Legal Rodríguez Moreno, al 787-603-5199, o visite nuestra página de Facebook o página web: www.estudiolegal-pr.com.

   

 

Quienes somos

Edición Impresa

Area de Cobertura

Arte y Cultura

Autos

Belleza y algo más

Clasificados

Columnas

Deportes

Directorio Legal

Educación

Horóscopo

Medicina

Servicios Especializados

Contactenos