Agenda

Arte y Cultura

Autos

Beleza y Algo Más

Clasificados

Columnas

Deportes

Directorio Legal

Educación

Horóscopo

Medicina

Serv. Especializados

Caguas se pinta de gris

Las Grises de Humacao superan a las Criollas para ganar el campeonato de la COPUVO

Por: Jorge L. Pérez / JPG Media Group
Fotos: Pepo Pereira / JPG Media Group

Al llegar el sábado al coliseo Roger L. Mendoza, a Giovani Gálvez, dirigente de las Criollas de Caguas en la Confederación Puertorriqueña de Voleibol (COPUVO), le entusiasmó la noticia de que la opuesto Yamileska Yantín, una de las principales figuras de las Grises de Humacao, no estaría disponible para seguir jugando en la Serie Final.
“La verdad es que nos hizo bastante daño el jueves (pasado) en Humacao”, confesó Gálvez sobre el primer partido de la serie programada a un máximo de tres encuentros, en el que las Grises se impusieron en cuatro sets (15-25, 25-22, 12-25 y 21-25).
“Pero me sorprendió que Humacao nos jugara de la forma en que lo hizo en el segundo juego”, dijo el técnico criollo. “Ella no les hizo tanta falta… el equipo lo deseaba más”, agregó.
Yantín, quien se convirtió en una pieza clave de las humacaeñas al unirse al sexteto luego de comenzada la temporada, tuvo que viajar a México el viernes para atender una situación familiar de su esposo, quien es natural de ese país.
Pero aun sin Yantín, las Grises, en su segunda temporada en la COPUVO, se impusieron en cinco emocionantes parciales por, 18-25, 28-26, 25-22, 25-27 y 15 12, sobre las Criollas para barrer en dos juegos la final y conquistar el campeonato de COPUVO.
Fue un partido digno de un campeonato.
“Creíamos que teníamos una ventaja para este juego, pero solo porque estábamos en nuestra cancha local, no porque no estuviera Yamileska”, opinó Lizzy Cintrón, de las Criollas. “Yamileska era una jugadora importante, pero Humacao tenía otras jugadoras que también podían hacer el trabajo en la cancha”.
“Ellas tienen un gran equipo: tenían a seis jugadoras de Superior en la cancha, mientras que nosotros tenemos algunas veteranas, pero las otras son muchachas jóvenes que están empezando”, agregó.
“Pero la presión no las pusimos nosotras mismas, además de que estuvimos plagadas de errores: Si hubiésemos podido reducir esos errores por lo menos un poquito…”.
Cintrón, sin embargo, destacó la actuación de la estelar acomodadora de las Grises, Mariana Thon, quien eventualmente fue escogida como la Jugadora Más Valiosa de la serie.
“Mariana hizo lo que quiso repartiendo esa ofensiva”, dijo. “Tenía mucha ofensiva, así que ella se pasó la noche repartiéndola efectivamente”.
“Yo tuve la ventaja de que la líbero, Katherine Santiago, aunque es nueva, estuvo muy estable todo el tiempo”, dijo por su parte, Mariana, capitana del equipo e hija del expelotero de Grandes Ligas Dickie Thon.
“Eso me dio la libertad a mí para repartir el juego”, apuntó la también integrante de Cataño (ahora Aibonito) en la Liga de Voleibol Superior Femenino.
Ania Ruiz lideró a las humacaeñas con 24 puntos, y fue respaldada con Idalia Andino, quien aportó 17 puntos, además de Ivonessa García (12) y Wilnelia González (11).
Caguas estuvo encabezado por los 16 puntos de Millianet Mojica y los 12 de Keila Rodríguez.
“Sabíamos que esta serie tenía que acabar hoy. Hubiese sido muy difícil si se hubiera extendido a un tercer juego, que iba a ser otra vez en Caguas”, dijo Wilnelia González, destacando el hecho de que, aunque Humacao tenía el derecho de ser sede del tercer juego por haber terminado primero en la tabla global, la cancha Emilio Huyke no estaba disponible y la serie hubiese permanecido así en la Roger Mendoza.
“Teníamos que ganar este juego como fuera, sin descanso, aunque después no pudiéramos ni mantenernos de pie”, indicó González. “Había que hacerlo por Yamileska: aunque ella no estaba aquí, sabíamos que su corazón sí estaba aquí”, apuntó la experimentada jugadora.
González, de paso, también se unió a las Grises después de que estas comenzaran la temporada regular sufriendo su única derrota de la temporada, precisamente ante las Criollas, y pasaran a hilar una cadena de 15 victorias que cerró con el triunfo que les dio el campeonato.
“Yo terminé invicta, porque solo estuve en las 15 victorias”, dijo con una amplia sonrisa de satisfacción”. Las Criollas, por su parte, terminaron la campaña con un récord de 13-3, luego de igualar con Humacao en la campaña regular con marca de 9-1, aunque las Grises llegaron primeras por ‘goal average’.
Caguas barrió luego a Naranjito y Villalba –ambos equipos también con marca de 9-1 en la regular- en las series de cuartos de final y semifinal, respectivamente.
Pero, entonces, tropezaron de frente con las Grises, que le habían propinado su única derrota de la temporada regular, y cayeron abiertamente el jueves pasado en la Emilio Huyke en el primer juego de la serie campeonil.
“Abrimos una ventaja grande en el cuarto set pero entonces se nos cayó el pase, la defensa… todo”, dijo el dirigente Gálvez después de ese juego. “No tuvimos quien metiera la bola en los momentos cruciales”. “Fue sencillamente un juego en el que ellas jugaron muy bien y demostraron muchos deseos de ganar. Defendieron muy bien su cancha”, agregó Gálvez.
“Pero después del juego le dije a las muchachas que había que pasar la página y que el sábado sería otro juego. Había que llegar a Caguas concentrándonos en hacer menos errores por set, y ver qué pasaba”, recordó el técnico criollo.
En efecto, Caguas jugó mucho mejor ese juego… pero otra vez Humacao jugó mejor.

   

 

Quienes somos

Edición Impresa

Area de Cobertura

Agenda

Arte y Cultura

Autos

Belleza y algo más

Clasificados

Columnas

Deportes

Directorio Legal

Educación

Horóscopo

Medicina

Servicios Especializados

Contactenos