SIGUENOS:

Niños llevan mensaje en temporada de huracanes

Por: José Javier Aponte Parsi / Redacción La Semana

Los niños llevarán la voz cantante este año en la temporada de huracanes, que comenzó el pasado 1 de junio de 2017 y finaliza el 30 de noviembre de este mismo año.

“En la campaña de temporada hemos dado énfasis al mensaje de preparación a través de niños y niñas. Para eso utilizamos un grupo de estudiantes que tomó el taller ‘Mi funda de almohada’, que llevamos a escuelas privadas y públicas para enseñarles a estar preparados para cualquier desastre”. Así lo explicó la directora ejecutiva de La Cruz Roja Americana para Puerto Rico y las Islas Vírgenes Estadounidenses, Lee Vanessa Feliciano, quien visitó LA SEMANA junto a su voluntaria en el área de comunicaciones, Iris Medero.

“La funda le enseña todo lo que se debe llevar dentro de un ‘kit’ o mochila de emergencia. Las colorean con unos marcadores de tela y se ponen creativos, a la vez que aprenden sobre la forma correcta de prepararse ante una situación de emergencia y la forma adecuada de preparar y llevar consigo suministros de primera necesidad”, indicó.

Según explicó, este proyecto que se hace en alianza con Disney nació de la experiencia de la organización en 2005 cuando el huracán Katrina afectó diversos estados de Estados Unidos como Louisiana, Mississippi, Alabama, Georgia, Arkansas, Tennessee y sectores de Canadá.

“En esa ocasión llegaron niños a los albergues con sus cosas en las fundas de almohadas. Ahí es que se decide usar ese concepto para enseñarles a estar preparados y lo hemos llevado a las escuelas para que compartan con su familia lo que han aprendido”, sostuvo.

Entre las recomendaciones es que los adultos preparen una mochila y dentro de lo que es la mochila el ‘first aid kit’, que debe incluir un radio, que puede ser un radio de manivela que funciona aunque no haya luz.

“Lo otro que le recomendamos es tener los alimentos hasta 3 días, lo mismo con el agua, guantes en caso de que haya que recoger algo afuera, para evitar cualquier tipo de accidente, tenemos un poncho (un abrigo), una frisa, un cambio de ropa, copia de los documentos importantes, números de teléfonos anotados (no depender de la memoria del celular) y una linterna. Eso tomando en consideración que es para cada miembro de la familia”.

Feliciano instó a no esperar a que anuncien un huracán o una tormenta para tomar estas medidas de preparación, que son útiles para cualquier otro posible desastre.

“Tomando en consideración la situación económica del país hay que ir poquito a poquito comprando lo necesario y ya al final no representa una carga mayor”.

Los siguientes suministros básicos deben incluir: un galón de agua por día, por persona (para 3 días en caso de desalojo o para 2 semanas en la casa); alimentos no perecederos fáciles de preparar (para 3 días en caso de desalojo o para 2 semanas en la casa); linterna;, baterías de repuesto; botiquín de primeros auxilios medicamentos (para 7 días) y artículos médicos; herramienta multiuso; artículos sanitarios y de higiene personal; copias de documentos importantes (lista de medicamentos e información de salud pertinente, comprobantes de domicilio, título de propiedad o contrato de alquiler, pasaportes, certificados de nacimiento, pólizas de seguro) , teléfono celular y cargadores; datos de contacto familiar y para emergencias, dinero en efectivo • manta de emergencia; mapas de la zona.

Añada a su equipo suministros que contemplen las necesidades de todos los miembros de la familia. Los artículos sugeridos para atender necesidades especiales incluyen: artículos médicos (audífonos con pilas de repuesto, espejuelos, lentes de contacto, jeringas, bastón) , artículos para bebés (biberones, leche artificial y comida para bebés, pañales), juegos y actividades, para los niños, suministros para las mascotas, (correa, arnés, placa de identificación, alimento, jaula para transporte, recipiente), radioteléfonos portátiles, un juego adicional de llaves de la casa y el automóvil, así como un abrelatas manual.

“Con los terremotos debemos establecer dónde es mi punto de encuentro con mi familia, donde me voy a encontrar y especificar dos horas de encuentro. (ejemplo Plaza de Caguas a las 10 a.m. y 6:00 pm) Hay familias que han quedado incomunicados unos con otros por semanas. El punto de encuentro debe ser uno en su comunidad y otro que quede fuera de su comunidad.

La hora y el punto de encuentro. 10:00 a.m. o a las 6:00 p.m. por ejemplo, hasta que nos encontremos. En la Cruz Roja enemos aplicacion para Androide y I Phone libre de costo y la pueden bajar y ahí usted puede ver la recomendacion y la lista completa de las cosas que debe tener en esa mochila”, señaló.

El pasado 12 de junio se cumplió un año de la masacre en la discoteca Pulse en Orlando, Florida, donde murieron unas 50 personas (incluido el autor del atentado, Omar Mir Seddique Mateen, quien disparó a mansalva a todos los que se encontró a su paso en el interior del local. Fueron heridas 53 personas. Por el gran número de puertorriqueños que fueron víctimas o afectadas por el atentado, el capítulo de Puerto Rico de la Cruz Roja se activó para ofrecerle servicio en el area de salud mental a las familias.

“Estuvimos en el aeropuerto once días en lo que le dábamos orientación y apoyo a las famliias que iban a salir a Orlando un poco desde acá los íbamos orientando y también cuando regresaban ayudándoles en el área de salud mental. También tuvimos dos voluntarios que estuvieron en Orlando físicamente, ya que la organización ayudó a la ciudadanía a abrir el Centro de Ayuda a Familias y esos voluntarios ayudaron y uno de ellos le sirvió de interprete al presidente Barrack Obama en una de sus visitas. En total fueron 69 voluntarios trabajando la respuesta y 87 familia que fueron servidas por nuestra organización”, recordó complacida.

No cabe duda que el capítulo de Puerto Rico de la Cruz Roja Americana, lidereado por Lee Vanessa Feliciano, cumple a cabalidad con el Declaración de Misión de esta organización, previniendo y aliviando el sufrimiento humano ante las emergencias, movilizando el poder de los voluntarios y la generosidad de los donantes; y con su visión, ya que a través de su fuerte red de voluntarios, donantes y socios, siempre está allí en momentos de necesidad. aspiran a convertir la compasión en acción para que todas las personas afectadas por desastres en todo el país y en todo el mundo reciban atención, refugio y esperanza”.