SIGUENOS:

Cómo lidiar con la caída del cabello

Por: Redacción La Semana

La alopecia es la pérdida anormal o rarefacción del cabello, por lo que el término se considera un sinónimo de calvicie. Es más visible en los hombres, pero también las mujeres sufren este problema. La calvicie tiene tratamiento y los expertos recomiendan iniciarlo cuanto antes, ya que se obtienen mejores resultados tanto a la hora de frenar la caída, como de conseguir que el cabello vuelva a crecer.

El problema de la alopecia no es que se caiga el cabello, sino que no se recupera. Se considera normal una pérdida de hasta 100 cabellos al día, pero el problema se encuentra cuando la sustitución no se lleva a cabo y se produce una disminución en el número de cabellos que tiene la persona.

Según los factores que provocan la caída se distinguen distintos tipos de alopecia. Las causas son muy variadas:

- Estacionales. Existen ciertos momentos del año en los que la caída es más habitual (otoño y principio de verano).

- Fisiológica. Se debe al paso del tiempo.

- Hormonales. Las alteraciones hormonales dan lugar a la alopecia androgenética. Es la principal en hombres pero también afecta a las mujeres en momentos concretos como la pubertad, el embarazo, la menopausia. Se produce una mayor segregación de grasa que obstruye los folículos y entorpecen el desarrollo normal del cabello.

- Alopecia post-parto. Aparece durante los cinco meses posteriores del alumbramiento. Esta caída se recupera, pero con un tratamiento especial se puede evitar que caiga más cantidad y favorece una pronta regeneración.

- Alimenticias. A pesar de llevar una dieta equilibrada puede haber momentos en los que exista un déficit vitamínico o de ciertos minerales básicos para la buena salud del cabello como el hierro y el zinc.

- Estrés. El estrés puede provocar alteraciones hormonales que afecten al cabello. Las preocupaciones también influyen, incluso la de la propia alopecia. Los dermatólogos aseguran que ?cuanta más preocupación por la caída del cabello, más pelo se cae?.

- Problemas de salud subyacentes como tratamientos tumorales con quimioterapia o el empleo excesivo de tintes, secadores, planchas de pelo...

Según datos de la Academia Española de Dermatología y Venerología, 2 de cada 10 varones de entre 18 y 25 años presentan alopecia y la prevalencia aumenta con la edad, afectando a la mitad de los hombres mayores de 50 años. La caída del cabello en el hombre tiene un origen androgenéticos en un 90% de los casos. En muchas ocasiones, factores como el estrés, pueden precipitar e incluso acentuar el proceso de la caída masculina. Existen distintos grados y la mayor efectividad de los tratamientos que se indiquen dependerá de éstos, teniendo en cuenta que cuanto antes comience el tratamiento, mejores resultados se obtendrán.

En cuanto a la mujer, estudios epidemiológicos sitúan la prevalencia de la alopecia femenina en el 40%, con mayor incidencia en el periodo de la menopausia. En las mujeres, la caída del cabello está muy relacionada con el sistema hormonal y sus variaciones (pubertad, maternidad o menopausia). También influyen factores psicológicos (estrés), una alimentación desequilibrada y carencias de algunos minerales (hierro y zinc) y cambios de estación. A diferencia del caso masculino, en la mujer la caída es difusa y puntual, el cabello se vuelve más fino y el cuero cabelludo puede hacerse visible.

Tratamientos


No hay un tratamiento único para paliar la caída capilar. Dada la diversidad de factores que influyen, la herramienta más eficaz es un diagnóstico acertado a partir del cual aplicar un tratamiento individualizado y orientado a las necesidades de cada paciente.

Los tratamientos contra la alopecia están en continua evolución pero lo más importante para el éxito es un buen diagnóstico. Hay que conocer el tipo de alopecia y el momento evolutivo del paciente para indicar el tratamiento más adecuado. La historia clínica, mirar los antecedentes familiares, hacer una buena exploración, analíticas y tricograma serán elementales para escoger la mejor opción terapéutica.

Hace quince años, muchos casos de alopecia no podían ser tratados, pero actualmente han surgido tratamientos de todo tipo (tópicos, sistémicos, quirúrgicos?) muy efectivos que dan solución a este problema.

Los más utilizados son los que se basan en la combinación de minoxidilo al 5% que se administra como loción, y finasterina, por vía oral.

- Los dermatólogos afirman que cuanto antes se diagnostique y comience el tratamiento contra la caída, más eficaz resultará porque los tratamientos contra la alopecia ofrecen mejores resultados cuanto más joven es la persona afectada.